Fotogalería

sábado, 29 de mayo de 2010

¡Qué gilipollas era!

Es verdad que una vez te quise, hace ya mucho, cuando aún eramos idiotas. cuando yo aún creía que querer significaba no hacer daño, y que el matrimonio, por encima de dioses y jueces, era un compromiso de lealtad inquebrantable entre dos personas. Cuando yo creía que esa lealtad significaba: "Con razón, o sin ella, contigo siempre, con la verdad por delante y así, hasta el fin del mundo".
¡Qué gilipollas era!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario