Fotogalería

sábado, 5 de marzo de 2011

Marketing Celestial

Los americanos nunca inventaron el marketing, sólo la etiqueta. Por ejemplo, cuando los primeros clérigos llegaron al nuevo mundo y empezaron a predicar su credo, dando el cambiazo en los templos incas y aztecas de altares sacrificiales y corazones secos, por rudimentarias cruces de jesucristos, los lugareños literalmente se despipotaron de risa de que el dios de los cristianos fuera tan escuchimizado, pobre y débil y de que hubiera dejado que le crucificasen unos simples mortales. Su dios Huichilobos molaba mucho más, tenía mucho más poder y daba muchisimo más miedo que aquel barbudo "pinchao" en un palo. En vista del exitazo, la iglesia que no podía rendirse así como así y dejar escapar tan numeroso rebaño, quitó las cruces también de los templos y empezó a colocarles imagenes de la virgen María, que se parececía más a sus diosas de la fertilidad pero con ropa y que tenía un cutis envidiable. La nueva diosa fue rápidamente incorporada, traducida y asimilada a sus propias creencias y finalmente ensalzada a los altares del nuevo mundo.
Gracias a esta simple maniobra de marketing, y antes ni siquiera de que los americanos hubieran inventado el nombre, es por lo que suramérica es mayoritariamente mariana. Cosas de la fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario