Fotogalería

martes, 22 de mayo de 2012

Así vamos

La Espe, que tiene un afán de protagonismo rayano en la vergüenza ajena es capaz de apagar los fuegos con gasolina con tal de no quedarse calladita y chupar cámara, micrófono, o lo que se tercie. La última es que piensa suspender la final de la copa del Rey, (antes de Franco y antes de la República) si la hinchada vasco-catalana osa silbar, pitar o abuchear, cuando suenen los compases del himno nacional antes del encuentro. Muy bien Espe, hija, tú provoca al personal y monta follón, en lugar de explicar los pufos de Bankia, o las cuentas deficitarias de la CAM que desde hace tantos años gestionas. Por la misma regla de tres, supongo que también habría que suspender cualquier otro partido de fútbol en el que se ondeen banderas con el águila imperial de la época franquista, o incluso con las consabidas enseñas pro nazi, que tantas veces hemos visto, sin que esta señora haya abierto la boca. El fútbol es fútbol, la política es política, los que pitan al himno nacional son unos cantamañanas que deberían pedir a sus clubes que no la jugaran, si tanto les molesta que les entregue la copa el Rey y lo de la Espe, ya digo, puro afán de protagonismo y de distraer la atención de lo que debería estar explicándonos a todos los madrileños.

Así que procuremos no entrarle demasiado al trapo, más que nada para no tener que seguir escuchando sus lamentables declaraciones de arqueopterix disecado en la televisión pública de la Comunidad de Madrid, que por cierto, pagamos entre todos pero que ella monopoliza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario