Fotogalería

viernes, 18 de mayo de 2012

Mal tratador

Hola Maltratador. Sí, ya sé que tienes tus razones,... las del bestia, las del hombre feroz. Y ya sé que sólo tú sabes lo que es mejor para ella, lo que le conviene y que nadie tiene porque inmiscuirse en vuestros asuntos,… que no tienes por qué dar ninguna explicación. Ya sé que tu caso es distinto, diferente al de los demás mal tratadores y que hay poderosos motivos que justifican todo lo que haces. Tú tienes tus razones,...las del bestia, las del hombre feroz que en el fondo es bueno, pero al que le pierde su genio. Y ya sé que ella es muy cargante y muy lerda y que después de tanto tiempo juntos, ni siquiera te sabe entender con una simple mirada. También sé que ella es tuya, de tu exclusiva propiedad y que tú eres su único horizonte, el único que debe tener porque así son las cosas en la forma de querer de tu corazón. Ella no quiere entender que tú has de ser suficiente en su vida, que eres muy hombre, que siempre lo fuiste y que además todo, todo lo que le haces, se lo haces por su bien. Ella en el fondo, también sabe que tú la quieres, que harías cualquier cosa, cualquier cosa, por retenerla a tu lado. Se lo dices a menudo, mientras se pone agua fría y hielo envuelto en un paño sobre el ojo, sobre el mentón, sobre los cardenales que salpican su piel aquí y allá, como si fueran los besos y las caricias de un amante de metal. Nadie te entiende, nadie quiere comprender tus razones, tus debilidades, o las frustraciones que ella consigue transformar en ira. Así que no todo es culpa tuya, la culpa la tienen la sociedad, los celos, el alcohol, o la maldita falta de dinero. La tienen las metijonas de sus amigas, las cizañeras de sus hermanas, las feministas come cocos, la estúpida opinión pública que de todo hace una moda y se aborrega en lo que le opinan por la televisión. Es verdad, todo y todos tienen la culpa menos tú. En realidad tú, si uno lo mira bien, eres la verdadera víctima de este conflicto, porque nadie se pone nunca de tu parte y nadie quiere escuchar tus argumentos, al contrario, te retratan como a un ser vil y despreciable, te acorralan y tú no haces sino defenderte ¿Qué saben los demás? ¿Quién se cree que es esa opinión pública para meter las narices en tu relación, si no saben lo que tú tienes que aguantar? Además tú eres bueno en el fondo y la quieres y serías capaz de hacer cualquier cosa, cualquier cosa, para demostrárselo, pero entre todos consiguen que acabes volcando tu ira contra ella. Por eso luego te arrepientes y le pides perdón y le prometes que no volverá a suceder, y le explicas eso de que tú eres muy hombre y de que cuando se cuestiona tu hombría te faltan palabras para dar argumentos, pero te sobra genio para quedarte callado.
Menos mal que ahora todo eso ya se acabó. Menos mal que ahora por fin se terminaron los insultos y las vejaciones para siempre, menos mal que ahora conseguiste hacerla entrar en razón, haciéndola sufrir, sí, pero encontraste el argumento definitivo para que no vuelva a suceder, encontraste el remedio, se lo pusiste y por fin hay paz en vuestra relación. Gracias a eso, ya nunca más volverás a degradarte frente a ella por culpa de los demás.
Ahora todo es silencio, un mar de calma. Su boca ya no te reprocha, ni te llama cobarde, sus ojos, esos ojos de azul cielo que un día te robaron el corazón y que te pertenecen, ya no te miran con ese brillo decepcionado, desconfiado y avergonzado de ti. Ahora su cara está serena, su pelo ordenado, sus manos placidamente entrelazadas sobre el regazo, tranquila y segura de que ya nunca más volverás a hacerle daño. Ahora ella está muerta y por fin los dos estáis a salvo de ti.

2 comentarios:

  1. -por qué estas con él???,dime que te da???..

    -no se explicarlo, lo malo es muy malo...pero lo bueno es lo mejor...

    -qué es lo malo???

    -cuando sé que está con otra y vuelve a casa a lavarse en mi boca,
    cuando se conecta a internet y se desconecta de mí, verle tocarse durante horas y acabar de rodillas a su lado, a terminar lo que ha empezado...

    cuando me pega por llorar...


    y que se supone que es lo bueno???

    -cuando me dice mi niña...

    ResponderEliminar