Fotogalería

domingo, 23 de septiembre de 2012

¿Evolu,... qué?

"Es imposible que el hombre provenga del mono, los monos son demasiado buenos". Lo decía Nietzsche y tenía más razón que un santo, aunque él fuera ateo y hubiera matado a Dios. Así que Darwin era un pobre iluso que a lo mejor sabía mucho de especies animales, pero no tenía ni puñetera idea de cómo es el ser humano. ¿Tanto viaje, tanta observación y tanto estudio, y no se dió cuenta de que no hay en todo el reino animal ningún otro ser capáz de cometer actos tan abyectos como los que comete el "Rey de la Creación"?. Me parece a mí que el señor Darwin, en Londres, miraba muy poquito a su alrededor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario