Fotogalería

jueves, 26 de julio de 2012

Pec@dos Postales (fragmento)

¿Te estás aburriendo Lucía?
Si tienes sueño, seguimos mañana. Ya sabes que el tiempo es nuestro aliado y que yo siempre voy a estar aquí, esperándote en estas páginas. Tenemos todas las noches que quieras por delante, para charlar así, en silencio. Resulta tan agradable estar contigo, los dos solos, compartiendo pensamientos...
Y es que tú a mí también me dices cosas aunque no me hables, me las dices leyendo, me las has dicho ya con escucharme hasta aquí, con sujetarme entre tus manos y acariciarme cada página con los ojos, mientras que yo te cuento.
¿Has visto qué cosas haces, niña mala? Seguro que no te creías capaz de llegar a tanto. Tú, tan responsable y tan formalita, tan hermosamente intimidadora y exigente...y, ¿has visto a la otra mujer que tienes dentro? ¿Has visto el camino que lleva? Pues aún la verás ir más lejos. Ni siquiera ha pisado la alfombra todavía... Sigue leyéndome Lucía. Sigue buscándome a solas donde nada nos moleste y yo te pueda hablar desde el silencio. Sigue diciéndome cosas tú a mí cada noche, cada siesta, llevándome a tu cama. Porque me estarás leyendo como te dije ¿verdad Lucía?... ¿Y me sujetarás con las dos manos también, supongo? ...Detesto amanecer desparramado en hojas por el piso, como un otoño sin jardinero.

viernes, 20 de julio de 2012

Artritis Reumatoidea Infantil (Síndrome de Still) II

Lo siento por Still, por el Doctor Still, supongo. Ahora reconozco que llegué a odiarle, a odiar su nombre que no a él, que sólo le puso su apellido a una enfermedad ladina y amiga de jugar al escondite. No pasa nada, ahora gracias a él también sabemos en qué consiste la Artritis Reumatoide juvenil y cómo hay que lidiar con ella. Yo evidentemente no soy médico, pero les aseguro que en relación con el tema sé (he tenido que aprender desgraciadamente) tanto como el mejor de los especialistas del tema. La Artritis que padeció mi hijo fue de las insidiosas, de las de peor grado que se pueden esperar. Desde los tres años, día sí, día no,... febrículas, dolores, hinchazón de las articulaciones de manera simétrica, largas noches de cojines, de buscar la mejor postura, la mejor distracción, el túnel del que hablaba en mi anterior artículo y del que llegué a estar seguro, nunca saldría. Y por ese primer artículo, por la enorme cantidad de visitas que tiene (el que más de mi blog) vuelvo a escribir este segundo sobre el mismo tema, sólo para deciros a todos los que os encontráis en la misma situación en que yo me encontré, que no desesperéis, que es una enfermedad larga, pero vencible, que está llena de momentos negros, pero que todo consiste en ser más cabezota que ella. Salvo en casos excepcionalmente extraños en el que pueden surgir complicaciones (cardiacas, renales, hepáticas principalmente) el tratamiento habitual será a base de corticoides (que en sí mismos no curan, pero ofrecen una mejoría en hinchazones, dolores y movilidad), e inmunodepresores (no olvidemos que hablamos de una enfermedad autoinmune), amén de aspirina, antitérmicos, infiltraciones, etc.
En el caso de mi hijo ( y cada caso es igual pero distinto y cada niño reacciona y supera esta enfermedad a su manera) las aspirinas, es lo que al final junto con los inmunosupresores consiguió controlarle los brotes. El resto, cariño, paciencia, rehabilitación (lo mejor la natación), a los trece años como consecuencia del genuvalvo que padecía (Rodillas metidas hacia adentro y pies hacia afuera) se sometió a una intervención consistente en un clampaje de rodillas (se insertan dos simples grapas en las rodillas, controlando el crecimiento del cartílago, de tal manera que se fuerza a este a crecer sólo por el lado que se ha desarrollado menos, enderezando así la pierna. Aparte de eso, a los dieciséis años le hicieron una artroscopia en una de las rodillas para eliminarle unos picos de hueso que le molestaban a veces. Desde entonces (y ya tiene veintinueve años y mide 187cm) hace vida completamente normal. De vez en cuando se toma una aspirina, si se ha excedido durante el fin de semana y le molesta algún tobillo, o un hombro y por lo demás su Still forma parte del pasado. Así que ánimo a todos, fundamental la actitud positiva y aprovechar a muerte los ratos buenos en que se puedan mover bien. No echéis en saco roto lo del nadar y nunca os desmoronéis delante de él, que en todo momento él ( y vosotros) estéis convencidos a ultranza de que se sale de esta.
Toda mi solidaridad y todo mi cariño para vosotros.

Monólogos del Loco (fragmento)

La habitación sesenta y nueve tiene un agujero cuadran­gular en una de sus paredes, que da a la calle. He estado hablando con él y dice que es una ventana. Asomándome por ella, más allá de la reja que impide que los locos se lancen al vacío, hay una alfombra de jardín manchada con flores de confeti, que por las tardes podemos salir a pisotear. Encima de la puerta principal, en la parte bonita y cuidada por la que llegan las visitas, unas enormes letras, seguramente pintadas con el lápiz de un gigante, les avisa de que se están adentrando en el Centro Asistencial de Comportamientos Anómalos, donde las cosas se perciben desde otra dimensión. Y sin llegar a maliciar que detrás de las siglas se esconde una CACA, o que los perturbados nunca “saltan” por una ventana para suicidarse, sino que simplemente se echan a volar pero se caen, entran resuelta­mente a ver a su loco particu­lar para poder marcharse cuanto antes. Todos tienen su loco y este, generalmen­te es compartido por el resto de la familia. Las familias pudientes, como de casi todas las cosas, tienen dos locos en lugar de uno. De forma regular, las visitas las ponen los domingos después de comer. Podría decirse que son una especie de suplemento semanal que te dan con el periódico en recepción y que luego se devuelve como un casco vacío para que sirva otra vez. Los visitantes son de muchos colores diferentes y todos huelen a tarde tonta de domingo y a niñoestate­quietopor­tatebien. Cuando llegan, preguntan amable­mente por su loco y enseguida se lo traen para que lo puedan sacar a pisotear el jardín de las flores de confeti. Debe ser interesante pasearse con un loco propio y familiar. A veces se traen la máquina de fotos y aprovechan para inmorta­li­zar algunas de sus expresiones más enajenadas.

viernes, 13 de julio de 2012

SERV.EMPLEO

Va y dice (el mensaje telefónico que me llega al móvil): "Oferta 3753 jefe de obra presentarse con cv. de 8:30 a 10:00 en ctra. las dehesas s/n julia contreras de 9/7/12 al 2/7/12" ... y se quedan como Dios, seguramente y todo convencidos de que cumplen una magnífica labor social desde su puesto del INEM.

Pero vamos a ver señor/a manda mensajes del INEM, ¿ No echa usted algo de menos en su mensaje, algún dato adicional sin importancia que me pudiera ayudar, como por ejemplo la localidad, la empresa, o un simple nº de teléfono en el que me pueda informar de a dónde he de ir? Lo de Julia Contreras, intuyo, ha de ser la persona por la que he de he preguntar o a la que he de hacerle llegar mi CV..., pero ¿dónde la busco? ¿Voy localidad por localidad de la comunidad de Madrid (espero que al menos sea en Madrid) buscando la carretera de las dehesas sin número? Muy diligentes de verdad y por si todas estas facilidades no fueran suficientes, encima me llega el mensaje el día 11, en el que casualmente me encuentro en Cuenca (cosas de familia) y no puedo ponerme a jugar a los detectives. Así que esta mañana madrugo, empiezo las pesquisas, localizo la carretera de las dehesas en Cercedilla, me pongo al habla con el Inem y me cuentan que no pueden darme ninguna información por teléfono y que tengo que personarme en la oficina de C. Villalba, sacar numerito de espera de la letra C y ponerme a la cola. Lo hago, llego a la oficina del Inem y el segurata de la puerta me dice que eso es de 9 a 10:00h y que como ya son las diez y cuarto, no puedo entrar. Le cuento que es el último día que tengo para optar a la oferta y que me faltan datos, se apiada de mí y me deja entrar. Dentro ni un alma, diez mesas vacías y tres señoras funcionarias hablando en una esquina. Parece que están de obras y hay escaleras y cables colgando del techo por todas partes. (Nuevas mamparas y divisiones)

-¿Qué quería? - me pregunta una de ellas.

-Buenos días - le respondo y le cuento el tema en plan resumen ultra preciso.

-Espere un momentito que en seguida le atiendo.

Me espero un momentito, dos, tres... mientras ellas mueven mesas y archivadores, recolocan potos y plantas del dinero por encima y discuten si el perchero queda mejor delante o al lado de la ventana.

-¿Les echo una mano? -se ofrecen mi impaciencia y mi ironía-

-No se moleste, gracias.

No me molesto, más momentito, más opiniones sobre el perchero, que delante de la ventana se choca al abrir, y que más hacia allá deja el paso muy estrecho entre las mesas... finalmente me toca el turno. Repito lo resumido y para empezar me ofrecen una explicación que no he pedido.

-Es que a veces el texto de los mensajes no cabe entero.

Luego me ofrecen una evasiva.

-Pues es raro que le haya llegado el mensaje con tanto retraso, debe ser culpa de los servidores que...

Finalmente, optan por cargarle directamente el mochuelo a otro.

-Además del mensaje esto se le comunica por carta, lo que pasa es que como ahora todos los carteros están de vacaciones, los suplentes no se aclaran con las rutas y la mitad de las cartas que mandamos no llegan. Nos pasa constantemente, ...todos los veranos.

Yo en cambio, opto por ir a lo práctico.

- Un teléfono, yo sólo necesito un teléfono, el de la señora Júlia Contreras (so escotofia-digo para mí-que no te enteras) me vendría bastante bien y ya si me especificara las señas un poquito mejor, sería fantástico.

Cinco minutos después salgo del Inem con los datos concretados y con dos horas de retraso entrego por fin el CV. en Cercedilla.

-No se preocupe, - me sonríe indulgente Julia Contreras- la hora era hasta las diez, pero no pasa nada, aún llega a tiempo.

Menos mal que hay alguien en este país que hace algo por el empleo.

PD.

La oficina del INEM de Collado Villalba está quedando monísima de la muerte.

martes, 3 de julio de 2012

El 15M

No hace falta. De verdad, no hace falta, no es necesario. Os agradezco mucho lo que queréis hacer por mí, los esfuerzos y molestias que os tomáis por hacerme la vida mejor , más diferente, más, ... ¿cómo decís? cómoda. Eso, cómoda o acomodada, es lo mismo, el caso es que os lo agradezco de veras. Os estoy eternamente agradecido de ante mano, incluso sin saber cuál es vuestro fin último real. Ya sé que os desvivís por mi seguridad, por mis derechos de ciudadano, por mi confort y por mis principios. Ya sé que os matáis literalmente por mi familia, por mi trabajo y por mi patrimonio, ya sé que todo lo que hacéis, lo haceís altruístamente, por mi bien y en mi beneficio, pero de verdad, sin ánimo de ofensa, sin acritud y sin preferencias políticas, iros todos ( los políticos y banqueros, se entiende) a tomar por el culo.




(Si es que sois capaces de encontrároslo, claro).


Atentamente:


El 15M