Fotogalería

martes, 10 de mayo de 2016

¿Tienes Enemigos?





Los enemigos no existen, se los crea uno mismo.


viernes, 6 de mayo de 2016

Ganar perdiendo como un Señor.




    Hay derrotas que son una victoria en realidad y esta del enlace que adjunto es una de ellas. La justicia es cobarde, indolente y clasista y ahora ya lo sabemos todos gracias a este padrazo. La pura verdad es que las leyes no se promulgaron para impartir justicia, sino para controlar y sojuzgar a la población.  Al código de Hammurabi me remito.  Así que la institución jurídica, esa máquina inútil que funciona como una tómbola manejada por trileros y políticos (por más que algunos se empeñen en hablar de independencia judicial), sólo sirve como barrera de protección del sistema, para que la gente no se tome la justicia por su mano. Esa es su función y por eso sirve para que los poderosos y los sinvergüenzas se refugien en sus laberintos y para que los pobres ingenuos que tienen la confianza de ampararse en ella, pierdan hasta su casa clamando en el desierto estéril e insensible de los juzgados. Más espíritu de Fuenteovejuna y menos respeto y miedo por las togas. Vamos, el que se han ganado a pulso.

http://politica.elpais.com/politica/2016/04/22/actualidad/1461343572_770150.html